top of page
  • Foto del escritorMujeres Fuertes Costa Rica

La autodefensa es para ti.


autodefensa

La verdadera razón por la que todxs necesitamos entrenamiento de autodefensa.


El entrenamiento de autodefensa para el empoderamiento no solo enseña a las personas a decir “no” a ataques coercitivos, manipuladores o explícitamente violentos. También facilita un desarrollo intensamente personal y radical de la autoconciencia y la confianza en uno mismo, lo que puede hacer que todas nuestras relaciones sean más fuertes, seguras y saludables.


Ahora, los límites están de moda y las relaciones coercitivas no.


autodefensa, mujeres fuertes costa rica

"¿Como ahora mismo?"


"¡Sí!" Todas aplaudimos cuando una chica sacó su teléfono en medio de un taller.

El círculo de mujeres le ayudó a redactar el mensaje y poner fin al (quizás involuntario, pero no obstante disruptivo) acoso digital:


“Me has estado enviando mensajes y llamándome repetidamente. No me interesa seguir comunicándome contigo. Deja de llamarme."


Presionó enviar y el grupo la felicitó con amplias sonrisas y aplausos. Sus hombros bajaron y su rostro se relajó con visible alivio. Muy a menudo, no nos damos cuenta de que estamos manteniendo la guardia alta hasta que tomamos las medidas necesarias para suavizarla.


Habíamos estado practicando la “fórmula mágica”, una práctica fundamental de comunicación asertiva que enseñamos en casi todos nuestros talleres y cursos de defensa personal, de pronto esta participante mencionó un ejemplo de la vida real. Un hombre al que había conocido brevemente en un café y al que le había dado de mala gana su número de teléfono había estado enviándole mensajes de texto y llamándola durante semanas. 


Él no fue irrespetuoso ni ella lo sintió peligroso. Sin embargo, su comportamiento le molestaba, le causaba estrés innecesario y perturbaba sus días. El grupo la animó a aplicar la fórmula mágica inmediatamente, y así lo hizo.


En un mundo donde, en todas las demográficas culturales, generacionales y económicas, las mujeres son socializadas para ignorar en lugar de abordar muchas formas de violencia, desde el acoso “bien intencionado” hasta el abuso cíclico o la agresión física,


visibilizar esa violencia y verbalizar nuestros límites es una acto simple pero radical.


autodefensa, mujeres fuertes costa rica

La Autodefensa Holística (ESD, por sus siglas en inglés) podría ser la práctica de vida que no sabías que te faltaba para profundizar tus relaciones.


Como fundadora de Mujeres Fuertes Autodefensa, una empresa social con sede en Costa Rica, abogo por la autodefensa como un camino hacia una mayor alegría, conexión y placer. Creo que no podemos decir un verdadero “sí” a la conexión o la intimidad sin herramientas efectivas para decir “no” a la violencia en todas sus formas.


La ESD es una metodología de prevención de la violencia basada en evidencia informada sobre el trauma, desarrollada por mujeres artistas marciales (y perfeccionada durante varias décadas) para abordar el espectro de violencia que enfrentan las mujeres, los niños y otras poblaciones vulnerables. Se diferencia de las artes marciales o del entrenamiento “tradicional” de autodefensa en que aborda el contexto social de la violencia, y por lo tanto de la autodefensa y la prevención, enfatizando estrategias verbales, emocionales y psicológicas para la seguridad personal y tanto como, si no más que, las habilidades físicas.


La autodefensa (centrada en el empoderamiento) es una práctica diaria. Todos tenemos derecho a sentirnos seguros en el mundo y tenemos derecho a defender esa seguridad cuando se ve amenazada. En espacios como el hogar, el lugar de trabajo o las relaciones íntimas donde muchas veces se asume (erróneamente) la seguridad, es especialmente importante hacer uso de estrategias de comunicación asertivas para anteponer nuestra autonomía, bienestar y seguridad.


Más del 90 por ciento de la violencia de género en todo el mundo y en todos los grupos demográficos es perpetrada por alguien conocido de la víctima. El cincuenta por ciento de esos perpetradores son las parejas íntimas actuales o anteriores de las mujeres. Una de cada tres mujeres ha sufrido algún tipo de violencia sexual. Incluso si crees que esos números no se aplican a tí, aún puedes beneficiarte del entrenamiento de autodefensa (empoderamiento), porque todxs pueden hacerlo.


La Autodefensa de Empoderamiento, como la enseñamos mis colegas y yo, no solo enseña a las personas a decir “no” a ataques coercitivos, manipuladores o explícitamente violentos. También facilita un desarrollo intensamente personal y radical de la autoconciencia y la confianza en uno mismo, lo que puede hacer que todas nuestras relaciones sean más fuertes, seguras y saludables.


autodefensa, mujeres fuertes costa rica

Podemos definir la violencia y la autodefensa en un amplio espectro. Un ataque por parte de un extraño en la calle o en la playa es violencia. El abuso emocional es violencia. El acoso en línea es violencia. Los comentarios cortantes, las tácticas de comunicación manipuladoras y la coerción también pueden encajar en ese espectro.


Generalmente, no aprendemos habilidades básicas para defendernos y la educación para la prevención de la violencia está notablemente ausente en la mayoría de los planes de estudio escolares y domésticos. La ESD ofrece opciones y estrategias prácticas, tanto verbales como físicas, para afrontar el riesgo, el peligro o la simple incomodidad de manera que fomenten la seguridad y la capacidad de acción.


En el mejor de los casos, creo que también puede mejorar nuestras interacciones diarias con familiares, amigos y parejas al ayudarnos a identificar nuestras necesidades, deseos y límites, perfeccionar nuestra intuición y hablar desde ella con confianza y poder.


autodefensa, mujeres fuertes costa rica

En ESD, trabajamos ampliamente con estrategias de “comunicación asertiva” para entrenar el establecimiento de límites y la reducción de tensiones como habilidades críticas para interrumpir o defenderse de la violencia. Por ejemplo, mi favorita, la Fórmula Mágica mencionada anteriormente, consta de tres sencillos pasos:


Primero nombramos el comportamiento (por ejemplo: “Estás levantando la voz”, “Estás haciendo comentarios sobre mi cuerpo”, “Me estás tocando sin mi permiso”, “Me estás llamando repetidamente”) sin preguntas ni calificaciones. Las preguntas invitan a la respuesta, la negación o la negociación. En una situación peligrosa o incómoda, no queremos iniciar una conversación ni discutir sobre los hechos; solo queremos hacer los cambios necesarios para sentirnos segurxs.


Luego, si lo deseamos, declaramos cómo nos sentimos acerca del comportamiento (por ejemplo: “Eso no me gusta”, “Eso es doloroso”, “Me siento incómodx”, “No me interesa”). Este paso es opcional, pero es una adición útil para la comunicación con personas cercanas a nosotros que, con suerte, se preocupan por nuestros sentimientos y seguridad.


Después de nombrar el comportamiento y compartir cómo nos hace sentir, exigimos el cambio que deseamos ver (por ejemplo: “Por favor, baja la voz”, “No vuelvas a hacer comentarios como ese”, “Quita tu mano de encima”, “Deja de llamarme”) sin sentirnos obligadxs a pedirlo amablemente o decir por favor si no lo deseamos.


Esta técnica es una excelente opción por varias razones. En primer lugar, no deja lugar a dudas; Ambxs sabemos lo que está pasando aquí y no vamos a discutir sobre eso. En segundo lugar, alerta a posibles transeúntes sobre la situación. Finalmente, establece claramente un límite: “Estás haciendo esto. No quiero que lo hagas. Detente." Si el comportamiento persiste, entonces sabemos que una persona no respeta nuestros límites ni se preocupa por nuestras necesidades (o no está prestando atención).


Lo que hagamos con esa información depende de nosotros.


Si estas estrategias parecen poder aumentar tu crecimiento personal y mejorar tus relaciones, románticas o de otro tipo, te invito a buscar ofertas de autodefensa de empoderamiento en tu ciudad o estado.


 

Sobre la autora


Toby Israel es la fundadora y facilitadora de Mujeres Fuertes Autodefensa. Instructora de defensa personal (Certificación Completa, ESD Global, Formadora de Instructoras, Credencial ESDP con la Association of ESD Professionals) y maestra de yoga, facilita retiros y talleres para inspirar y transformar a partir de la conexión con nuestra fuerza interior. Vino a Costa Rica en 2017 para sacar su maestría en la Universidad para la Paz. Se quedó por el sol, la papaya y la comunidad.


 

Publicado originalmente en Elephant Journal el 12 de febrero de 2024.

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page