top of page
  • Foto del escritorMujeres Fuertes Costa Rica

El canto de las aves hembras no se escucha en un mundo patriarcal



*English below!

Autora: Amy Schmidt


Hay belleza más allá de la mirada binaria y masculina.

¿Sabías que hasta hace unos años, las pajaritas no podían cantar? La observación científica nos proveyó datos con los cuales pudimos construir realidad: una en donde sólo pájaros machos pueden cantar. Pues, esto cambió en las últimas dos décadas con la llegada de científicas a la profesión.


La Complejidad de Seres Femeninas NO es Anormal

Desde hace más de 150 años, desde las investigaciones y lecturas de Charles Darwin sobre selección sexual, los científicos generalmente han considerado que el canto de los pájaros es solo una característica de los machos. Según las perspectivas científicas aceptadas, los cantos son vocalizaciones complejas que producen los machos durante la temporada de apareamiento. Las vocalizaciones de hembras son raras o anormales.

Perdón…eran. Dichas vocalizaciones eran raras o anormales, excepto que no eran anormales para nada. De hecho, las aves hembras sí podían cantar. Desde siempre, las hembras han sido capaces de hacer vocalizaciones complejas (igual que los machos) también. El problema era que no podían ser escuchadas por el patriarcado. // El problema era que estaban silenciadas por el patriarcado.

En las últimas dos décadas, los cantos de los pájaros femeninos fueron descubiertos, o sea, observados por primera vez por científicos humanos. Una investigación de más de 20 años de estudio sobre los cantos de los pájaros demuestra que las que lideraron este cambio de paradigma fueron las mujeres.

Tradicionalmente, la mayoría de investigaciones sobre el canto de los pájaros ha sido llevada a cabo por hombres blancos que trabajaban en el hemisferio norte.

Tradicionalmente, los hombres han hecho la mayoría de las investigaciones en diferentes áreas de estudio. Esa es la razón por la que los hombres blancos y los sistemas que les dan privilegio a ellos han excluido a las mujeres, a los queer, a los BIPOC y básicamente a todxs del mundo sur. Han sido excluidos tanto de las oportunidades como de las profesiones que hacen estas investigaciones. No ha sido hasta hace poco que las condiciones de los sistemas han mejorado un poquito, para algunxs. No tenemos igualdad todavía, por supuesto. Nosotres -y es un gran nosotres- hemos estado excluidos de producir conocimiento cultural.

No me sorprende mucho saber que las pajaritas fueron robadas de sus cantos igual como las mujeres han sido robadas de nuestras voces por tantas generaciones. Quizás la analogía es un poco exagerada, pero yo pienso que no.

Todos Tenemos Nuestros Prejuicios

La ciencia debe ser objetiva, con base en observaciones, pruebas y resultados. Sin embargo, sabemos que también depende del ojo que observe, a través de ese mismo proceso de observación, se verá afectado el resultado del experimento. Además, si la apertura de la lente a través de la cual se observa está poco abierta, limita las realidades posibles a observar.

Mi posición no es en contra de la ciencia. Sin embargo, creo que es sumamente importante reconocer que la ciencia no existe sin prejuicios, ni es objetiva. La investigación y la observación están hechas a través de la lente del observador.

Los hombres, específicamente europeos y norteamericanos, han dominado las investigaciones científicas y han controlado la producción de conocimiento en cuanto al canto de las aves, y resulta que nuestra realidad refleja las creencias de ellos.


¿Es el Binario el Asesino de la Belleza?

Si las personas que hacen las observaciones ya llevan una creencia binaria de heteronormalidad, pues, así de predispuesta está la lente a través de la cual hacen sus observaciones. Por ende, ese es el mundo que observan y el que reportan a los demás.

Este fascinante ejemplo del canto de las aves es uno entre muchos de cómo la dominación patriarcal y colonial no sólo oprime a las mujeres y otras poblaciones, sino literalmente roba el mundo humano de un cuerpo de conocimiento, o reprime conocimiento que ya existía previamente. O ambos.

¿Cuánta información más falta sobre nuestro mundo porque muchos de nosotres no hemos tenido acceso a las profesiones que observan y producen conocimiento?

Y todavía peor: ¿cuántos más datos falsos nos enseña el patriarcado?

Imagínese. Imagínese cuáles otras canciones hay ahí afuera. No puedo imaginar todo lo que nos espera: científicas llevando a cabo sus investigaciones, todo tipo de humanos observando a través de diferentes lentes y por ende, de identidades. Imagínese todas esas nuevas observaciones llevadas a cabo a través de sus experiencias vitales. Un caleidoscopio en su máximo esplendor. Imaginate que más nos espera, no solo por descubrimiento de las científicas, sino todos tipos de humanos que observan a través de las lentes de diferente identidades y que llevan sus experiencias de la vida a su observación. Imagínate un caleidoscopio.

Construimos nuestra realidad a partir de palabras, idiomas, historia y medios de comunicación. Las mujeres y básicamente todos las otras identidades menos los hombres blancos han sido excluidos del proceso de producción de conocimiento y por lo tanto, la construcción de la realidad, hasta el punto que hemos llegado a creer creímos que las aves hembras estuvieron calladas todo este tiempo / o / no eran capaces de cantar.

¿Qué más existe ahí fuera, excluido de la vista patriarcal, que todavía no se ha podido apreciar por culpa de la lente limitada de los hombres blancos?

¿Cuáles otras bellezas de la vida existen en el mundo esperando ser vistas, escuchadas, tocadas y sentidas?


La Ecología Queer realiza nuestra belleza

Hay una nueva forma de conocimiento floreciendo que se llama ecologia queer, la cual combina la teoría queer y los estudios medioambientales con el objetivo de diversificar nuestras narrativas sobre el mundo natural. Espero ver a dónde nos lleva. Espero aprender qué tipo de conocimiento existe fuera del binario. Tengo una fuerte sospecha que el mundo será mucho más fascinante.

Al mismo tiempo que estoy siempre frustrada por las injusticias del patriarcado y el colonialismo, me siento emocionada por ver lo que nos espera al otro lado. Estoy emocionada por la belleza del mundo que no hemos visto todavía, pero existente ahí afuera, pacientemente esperando para ser descubierto. ¡Qué bello el mundo será cuando por fin podamos verlo a través de muchas lentes y ojos diferentes! El mundo ya es tan bello, lleno de cantos y bailes de tantas especies, incluyendo la nuestra diversidad humana: capaces de tener pensamiento crítico, de tener curiosidad por observar, aprender de eso y clasificar el mundo que nos rodea.

¿Cuánta más belleza hay en el mundo que somos capaces de observar? ¿Cuánta más belleza podemos ver y procesar? ¿Cuánto más podemos sentir?

Yo pienso que la respuesta es infinita. Podemos vivir con belleza infinita. Solo necesitamos aprender a venerarla con la máxima cantidad/variedad de lentes posibles.

 

Sobre la Autora:


Amy es facilitadora de defensa personal, certificado de Nivel 1 por ESD Global en 2018. Vive en Playa Samara donde facilita clases, cursos, y talleres de defensa personal. Amy también es escritora, editora, e instructora de yoga. Le gusta bailar, caminar en la playa con su perrita, reírse con amigas y combatir el patriarcado con sus palabras escritas.


Amy is a Level 1 self-defense facilitator certified by ESD Global in 2018. She lives in Samara, costa Rica, where she facilitates self-defense classes, courses and workshops. Amy is also a writer, editor, and yoga instructor. She likes to dance, walk on the beach with her dog, laugh with friends, and fight the patriarchy with her written words.


 

There is Beauty Outside the Binary & View of the Male Gaze



Author: Amy Schmidt


Did you know that female birds couldn’t sing. Couldn’t. In an objective reality, one where scientific observation gives us facts and from those facts we build reality, only male birds were responsible for bird song. That is, until the past two decades when female scientists began to also study birdsong.

Wait, what?

That’s right.


The Complexity of Female Beings is NOT Abnormal

For more than 150 years, dating back at least to Charles Darwin’s writings on sexual selection, scientists have generally considered bird song to be a male trait. According to widely accepted scientific perspectives, bird’s songs are complex vocalizations that male birds produce during breeding season. Female vocalizations are rare or abnormal.

Excuse me, were. Female vocalizations were rare or abnormal. Except they weren’t abnormal at all. Female birds could, in fact, sing. Female birds were in fact capable of complex vocalizations as well. They just couldn’t be heard over the patriarchy.

In the past two decades female bird songs were “discovered,” that is observed by human scientists. In a recently published study, 20 years of research on female bird song shows that key people driving this recent paradigm shift were women.

Traditionally, white men working in countries of the northern hemisphere have conducted much of the research on bird song.

Traditionally, white men have led research on many topics. That is because white men and the systems that benefit them have excluded women, BIPOC, queer, and pretty much anyone from the global south, from the educational opportunities and professions that do this research--until recently when systemic conditions have improved. Slightly. For some. It’s still not equal, of course. We (and it’s a giant we) have been excluded from producing cultural knowledge.

Is it any wonder that female birds were robbed of their songs just as women have been robbed of our voices for so many generations? Perhaps the comparison is a stretch, but I think not.


We Are All Biased

Science is meant to be objective.Observations, tests and results However, we also know from the science of quantum physics, that the observer, by observing, tends to affect the outcome of the experiment. On top of that, if the lens through which observation is made is only open so far, the possibilities to be observed are limited to that lens's aperture.

This is not an anti-science stance. However, I believe it is important to recognize that science is not unbiased or objective. Research and observation is seen and reported through the lens of the observer.

Men, especially white men, have predominantly done research and controlled the production of knowledge in regards to bird song (specifically birdsong in this article, also knowledge in general).


Is Binary Killing Beauty?

So if the people who do the observations already carry a herteronormative, binary belief system, that is the lens through which they will make observations, and that is the world they see, and that is the world they report to others on.

This is one fascinating example of how patriarchal and colonial domination has not only oppressed women and others, but is literally robbing the human world of a range of knowledge, or suppressing knowledge that previously existed. Or both.

What other information are we lacking about our world because so many of us haven't had access to professions that observe and create knowledge?

Just imagine. Imagine what other songs are out there. Imagine what else is waiting to be discovered, not just by female scientists, but all kinds of humans who observe through the lenses of different intersecting identities and bring varied lived experiences to their observation. Imagine a kaleidoscope.

We construct our reality through words, language, story, and media. Women and basically everyone else except white men have largely been left out of the production of knowledge and therefore the creation of reality, to the point that we literally believed female birds to be silent. What other beautiful aspects of life are happening out there, waiting to be heard, seen, touched, felt? What more is there to discover that hasn't been able to be seen through the limited white male gaze?

Queer Ecology to Kill the Male Gaze & Enhance Our Capacity for Infitinte Beauty

There is an entire field of knowledge blossoming called queer ecology, which combines queer theory and environmental studies with the goal of diversifying our narratives of the natural world. And I can’t wait to see where it takes us. I can’t wait to learn what knowledge exists outside of the binary. I have a strong suspicion that the world will become so much more fascinating.

As much as I am continually frustrated by the injustice of patriarchy and colonialism, I am equally excited for what awaits us on the other side. Excited about the beauty of the world we haven't tapped into yet, but that is existing there, waiting for the right eyes to see it.

What a beautiful world it will be when we are finally able to see it through many different eyes. What a beautiful world it is already, filled with songs and dances of so many species, dancing right alongside our own species, evolved as we are to have some level of critical thought, opposable thumbs for managing instruments, and the curious desire to observe, learn about, and classify the world around us.

How much more beauty is there in the world that are we capable of observing? How much more beauty can we see and process? Can we feel?

I think the answer is infinite. We can experience infinite beauty. All we have to do is learn to view it through as many lenses as possible.


114 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page